Cookies de queso y orejones, receta magistral.

¿Dónde se encuentra?

¿Qué se cuece en él?

La receta de las típicas galletas con topping de chocolate y nueces, estilo Chips Ahoy es un clásico. Están tremendas, y son muy fáciles. Es en este tipo de recetas donde es muy fácil innovar, pudiendo mantener la masa de la misma manera, y aportando un toque distinto con el par de ingredientes principales. Esta vez nos hemos atrevido con el queso viejo que nos cedió hace un tiempo Quesoteca y unos orejones de calidad. Si te pica la curiosidad, sigue leyendo y te cuento cómo las hicimos, y los pros y contras de las cookies de queso y orejones.

Ingredientes:

• Mantequilla sin sal, 100gr.

Azúcar moreno, 150gr.

• Azúcar blanquilla, 100gr.

• Un huevo.

• Harina, 250gr.

• Maicena 40 gr.

• Bicarbonato, media cucharadita.

• Queso Viejo de La Antigua, 70gr.

• Orejones, unos 50 gr.

Elaboración de las cookies de queso y orejones:

1 Ponemos la mantequilla en un recipiente con los azúcares y mezclamos hasta que todo quede como una crema. (De hecho el proceso se llama acremar o cremificar).

2 Añadimos el huevo y mezclamos. es muy probable que al inicio parezca como que está cortada, más aún si el huevo estaba frío de la nevera, pero es normal.

3 Cuando todo queda mezclado, se incorpora la harina y la maizena tamizadas y se hace la pasta. Añadimos también el bicarbonato.

4 Ahora, la mitad del queso, y la mitad de los orejones se muelen o pican en una batidora, para que quede fino. Esto se incorpora a la masa para que de una base de sabor. La otra mitad, se corta a cuchillo en pedazos más grandes, y se reserva.

5 Ahora queda porcionar la masa y formar primero bolas, y después las galletas. Si la masa está pegajosa y no es fácil trabajar con ella, te recomiendo meterla en la nevera 15 minutos, verás como mejora.

6 Cuando están las galletas formadas, se decoran con lo que reservamos para que ya parezcan cookies de queso y orejones. Pero hay que guardarlas en la nevera un mínimo de 1 hora.

7 Se precalienta el horno a 170ºC y se dejan durante unos 15 minutos. Fíjate que los bordes estén dorados, porque no quedarán duras hasta que no se saquen del horno y reposen antes de quitarlas de la bandeja.

Resultado:

Cookies de queso y orejones listas para comer!

El sabor de estas cookies de queso y orejones es muy agradable. El punto salado del queso juega muy bien con el dulzor del resto de ingredientes. Sin embargo, como los orejones aportan mucha humedad, la galleta no va a quedar tan crujiente como las que llevan chocolate y nueces. Aún así, te recomiendo que la pruebes. Además, siempre podrás hacer la base, y dividir la mitad para el clásico y la otra mitad para innovaciones. Así nunca te quedarás con ganas de galletas si las nuevas no te convencen.

Si queréis echar un vistazo a otra propuesta con queso, tengo por aquí esta receta de suflé de queso con la que, de una forma muy fácil, puedes sorprender a tu pareja o amigos.

Ya sabéis que el Señor Guille tiene una web con recetas y trucos: LA COCINA DEL SEÑOR GUILLE

Los comentarios están cerrados.

Recomendados cerca de tí