Descubriendo Maravillas: Restaurante More en Madrid

¿Dónde se encuentra?

¿Qué se cuece en él?

More está ubicado en la Calle Jorge Juan de Madrid junto a la calle Velazquez, en una zona de las más bonitas, elegantes y exclusivas de la capital.

More es un restaurante sorprendente, donde seguro encontrarás tu sitio favorito entre la multitud de espacios de que dispone, desde una barra “after work” para tomar algo, hasta los salones mas exclusivos para una ocasión especial o una reunión empresarial. 

Su decoración es preciosa: elegante y perfecta que unida a su iluminación te hará sentir que estás en un sitio realmente diferente, nosotros tuvimos la sensación de estar cenando en el interior de un museo de arte, una experiencia sencillamente genial.

¿No es el techo más bonito que habéis visto?

Grandes productos de temporada para ensalzar maravillosos platos de siempre.

Al frente del nuevo More encontrareis a Alba Bautista y Virginia Durán, ellas son las responsables del maravilloso servicio de sala. Cercanas y conocedoras de cada detalle de la carta, serán las encargadas de que vuestra experiencia en More sea especial y perfecta.

En More encontraréis platos de siempre elaborados con productos de temporada, productos que vienen de los mejores proveedores de España, y que solo por su calidad le dan un toque fantástico al plato, y si a eso le sumáis el respeto y la dedicación que ponen en cada elaboración, tendréis como resultado una cocina maravillosa.

Y vamos con los que probamos en nuestra visita

En primer lugar, nos sirvieron una Crema de espinacas con nata y picatostes, un pequeño entrante de una calidad magnifica, sutil y suave, fue el indicador perfecto de que estábamos en un restaurante que sabe hacer las cosas muy bien, que hasta el mínimo detalle iba a ser cuidado.

Siguieron los entrantes: Huevos rellenos como los de la Abuela, y es que no mentimos, así es como se denominan en la carta, y de verdad nos dio ganas de ir la cocina a saludar a la Abuelita. Bañados con una mayonesa totalmente casera, intensa y sabrosa, rellenos de atún y adornados con pimiento y cebollinos, una delicia.

Como los de la abuela: riquísimos.

Nadie puede decir que una cocina es tradicional si no tiene Croquetas caseras de Lomo ibérico que efectivamente fue nuestro tercer entrante, una apuesta acertada para los más croqueteros” y para los que no lo son… también, porque las cosas bien hechas le gustan a todo el mundo.

La cena se fue poniendo interesante con nuestro primer plato “oficial”, Alcachofas con Almejas de Carril acompañada con Salsa Marinera, ya de por si era un plato maravilloso, pero había que sumarle un toque secreto, marca de la casa, su salsa…. Nos gustó tanto que nos acabamos el pan disfrutando como niños, todo un planazo que no puede faltar en vuestra selección.

Un imprescindible que no puede faltar en vuestra visita.

Llegaba el momento de los dos platos principales que íbamos a probar, y como bien decía Queen: Show must go on!!

Lubina a la sal al horno, nuestro plato preferido de la noche. Esta manera de prepararla consiste en envolverla en sal, humedecerla y  creando así una especie de coraza que la protege, y a su vez hace la función de horno, repartiendo el calor de manera uniforme en la lubina, cocinándola con el vapor de sus propios jugos.

Como resultado un pescado jugoso, perfectamente cocinado, sabroso, además del asombroso show por parte del servicio del restaurante en su manera mostrar y servir el producto.

Lubina a la sal: un plato a un nivel superior.

El siguiente plato fue Cogote de merluza asado al horno de brasas y con salsa bilbaína, otro imprescindible en nuestra lista de delicias del mar: un sabor excelente gracias al horno de brasas que le da ese sabor distintivo. De nuevo los grandes productos, las recetas sencillas y tradicionales y por supuesto la maravillosa mano de la cocina convierten un plato sencillo en una delicia.

Cerrábamos la cena con dos postres típicos, Tarta de queso con fresas y una Tarta de limón con una textura parecida al Mousse, ambos postres de elaboración casera. Cualquiera de los dos sería una magnífica elección, nosotros somos más de la tarta de queso, aunque la de limón era una delicia.

Si sois de tartas, la de queso es una maravilla.

Y con los postres pusimos fin a una cena genial y perfecta, donde More nos demostró porque es más que un restaurante.

Solo nos queda recomendaros que paséis a disfrutar en este restaurante, donde desde el primer minuto vais a descubrir que estáis en un Restaurante diferente.

Por cierto su carta de vinos es muy completa y recomendable, con vinos que merecerían un reportaje.

En nuestro mapa encontraréis su ubicación, y aquí os dejamos su web.

¡A biencomer!

Los comentarios están cerrados.