Imprescindibles: Belvedere Benidorm así se come en el cielo.

¿Dónde se encuentra?

¿Qué se cuece en él?

Hasta la ciudad de los rascacielos nos hemos ido para conocer el restaurante Belvedere donde Kiko Lázaro inicia su nueva andadura culinaria. El restaurante, ubicado en la planta 21 del hotel Madeira Centro, resalta por su amplitud, su luz y sus espectaculares vistas, porque estar en Belvedere es como estar entre las nubes.

Belvedere ha conseguido reunir un gran equipo, en la cocina un equipo fantástico liderado por el chef Kiko Lázaro, y un jefe de sala como Antonio José Pardo que os asesorará y orientará con la carta.

Belvedere tiene dos menús degustación que son una maravilla; uno corto y uno largo, aunque también podéis pedir directamente aquello que os guste de la carta, una carta que contentará a todos donde encontraréis platos para todos los gustos.

Todos y cada uno de los platos de Belvedere rezuman originalidad y son sinceramente atrevidos, mezclas increíbles que hacen que cada mordisco, cada sabor descubierto sea una grata experiencia. Y no es fruto del azar, se nota el trabajo y el estudio que hay detrás de cada plato, de nuevo Kiko Lázaro demuestra porque es uno de los mejores.

No os vamos a desvelar toda la carta, pero sí os vamos a enseñar pequeñas maravillas que descubrimos…

Corazón de alcachofa, foie y papada.

El menú degustación cuenta con unos aperitivos maravillosos y sorprendentes, uno de los que nos encantó fueron los corazones de alcachofa con foie y papada, tres texturas diferentes que juntas son toda una experiencia que hay que disfrutar.

Por cierto, su carta de vinos muy completa, ahí tendréis a Antonio José Pardo para asesoraros, aunque nosotros os recomendamos que os dejéis sorprender por sus recomendaciones, siempre va a acertar.

Uno de los entrantes es una obra maestra conjuntando sabores maravillosos: Huevo de corral, carbonara de blanquet con hinojo y setas. Nunca hubiésemos imaginado el encontrar Blanquet (un embutido típico de tierras valencianas) en un menú así, y de nuevo nos llevamos una grata sorpresa, es todo un acierto. Un plato imprescindible.

Conforme llegaban los platos, por cierto perfectos en los tiempos, la noche caía sobre Benidorm dejando ver en el horizonte el increíble skyline de la ciudad salpicado por luces y neones, y si llevabas tu vista hacia abajo, podías ver las olas rompiendo sobre la orilla… momentos increíbles que solo se pueden disfrutar en Belvedere.

Y llegó el momento de los platos principales, nosotros disfrutamos con los dos, pero la merluza de pincho, espinacas y emulsión cítrica de colágeno es un plato delicioso, no solo porque los productos que salen de la cocina de Belvedere son de altísima calidad, la elaboración, y la pericia necesaria para cada plato los convierte en exquisitos.

Y con la noche ya envolviéndonos en el cielo de Benidorm, llegó el momento de los postres, ¡y qué postres!

De nuevo la cocina nos sorprendió con unos postres increíbles, no solo por su maravillosa presentación, sino por la perfecta conjunción de sabores…

Bajo estas líneas tenéis el panal de cuajada con helado garrapiñado y tofee, cada cucharada es una experiencia.

Sin duda Belvedere es el restaurante que necesitaba Benidorm, un restaurante en las alturas, con un equipo que lo va a llevar a lo más alto de la cocina nacional.

Solo nos queda recomendaros esta maravilla de restaurante, un lugar perfecto para celebrar con vuestra pareja o amigos, o simplemente para disfrutar de unos platos increíbles.

Tenéis la ubicación de Belvedere en nuestro mapa de Imprescindibles, y aquí os dejamos el enlace a su web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recomendados cerca de tí