Vida Sana: Tiras de batata “fritas” al horno.

¿Dónde se encuentra?

¿Qué se cuece en él?

Ya sabéis que los miércoles llega nuestra amiga Beatriz Gavira y nos deja una de sus recetas para hacernos la vida un poquito más sana, y esta semana nos ha enviado esta maravilla:

¿Quién dijo que comer una hamburguesa con “patatas” no es una forma saludable de comer? Sólo es cuestión de reinventar las recetas tradicionales y elegir los ingredientes adecuados, así que hoy vamos a hacer una versión más sana de esta deliciosa guarnición. En este caso usaremos un alimento muy otoñal, la batata o boniato,para que podáis disfrutar de un buen snack o acompañar esa carne que tanto os gusta ¡sin remordimiento!

Os dejo primero los increíbles  beneficios de este alimento:

 Es un gran aliado para la salud de la piel, de la vista y el corazón.
 Hace aumentar el sistema inmune. Su temporada es el otoño, y no es casualidad… es el momento en que necesitamos que el sistema inmunológico responda ante virus y resfriados.
 Ayuda a depurar el hígado.
 Es un alimento altamente nutritivo por ser rico en carbohidratos, a la vez que de fácil digestión, por lo que es ideal para deportistas, niños y personas con un gran desgaste físico.

Ingredientes para 2 raciones:

 1 batata grande
 2 cucharaditas de orégano seco
 1 cucharadita de pimentón dulce
 1 cucharadita de ajo en polvo
 1 cucharadita de tomillo
 1/2 cucharadita de albahaca
 1/2 cucharadita de sal
 1/2 cucharadita de pimienta negra molida
 2 cucharadas soperas de AOVE (aceite oliva virgen extra)

 

La batata es un alimento que va bien prácticamente con cualquiera especie, así que no tengáis miedo y cambiad o añadid las que más os gusten. 

 

Si freír patatas es algo sencillo, os aseguro que esta receta lo es aún más. Me atrevería a decir que más sencilla, más rápida y ¡más limpia! 😊

Todo ventajas para los que somos un poco perezosos en la cocina Os dejo la receta en 5 sencillos pasos que no os llevará más de 30 minutos:

 

1. Precalentamos el horno a 200ºC 
2. Pelamos la batata y la troceamos en tiras o bastones, como si de una patata se tratara. La única diferencia es que ésta es un poco más dura que la patata tradicional, pero ya de paso hacéis un poco de brazo... 😃
3. Una vez cortada a tiras, la echamos en un bol y vertemos por encima todas las especias, incluido el aceite, y lo mezclamos todo bien con una cuchara o con las propias manos.
4. Colocamos las tiras sobre una bandeja de horno, con el correspondiente papel para hornear, y dejamos cocer durante aproximadamente 20 minutos. Si queréis que queden crujientes id revisándolas y dejad hornear unos 5 minutos más.
5. Sacamos del horno y ¡a disfrutar!

Y se me ocurre… ¿si mojamos las batatas con alguna rica salsa? Dejadme que lo piense y pronto os la traigo por aquí, ñaam ñaaam.

Ya sabéis que Beatriz colabora con nosotros los miércoles, pero aquí os dejamos su Instagram para que sigáis sus consejos diarios.

2 comentarios